En un año lleno de desafíos, el primero fue realizar los talleres de verano de manera presencial. Se lograron realizar 90 talleres con todas las medidas sanitarias necesarias para evitar el contagio por Coronavirus: realizamos todos los cursos con un aforo máximo de 20 niños en cada uno, al aire libre y sanitizamos el espacio para proteger a los niños, profesores y coordinadores del programa.

Los niños pudieron participar en talleres de medioambiente, manualidades, artes visuales y ciencias. En cada uno de ellos se incluyó un kit de materiales para cada niño, con el que pudo trabajar para llegar con una sorpresa diferente cada día a su casa, plantas, guirnaldas, vehículos de tuercas o madera, fueron algunas de las cosas que pudieron crear.

Agradecemos a los más de mil participantes del programa gratuito que realizó la municipalidad y esperamos que hayan pasado jornadas divertidas, dejando atrás la preocupación por la pandemia por algunas horas.

Tamaño de texto
Modo alto contraste